Día 2

El 18 de mayo fue el segundo y último día del 1er Encuentro de Humanistas Digitales en la Biblioteca Vasconcelos en la ciudad de México.  Me da gusto saber que el evento fue todo un éxito; la cobertura de prensa fue generosa y correcta, y sin duda ha sido un parteaguas en las humanidades digitales en México. Muchas felicidades a Isabel Galina, Ernesto Priani y todos quienes colaboraron y participaron en el evento y le hicieron posible.

Ahora, de vuelta a este sitio. Según el programa, el 18 de mayo era el día en que mi póster se presentaría. Esperaba yo que éste sería el día en que el sitio tendría más visitas, pues precisamente el punto (en un encuentro de humanistas digitales) es que los humanistas digitales visitaran este recurso digital. La fricción, según yo, era mínima: un público educado a nivel universitario interesado en la tecnología digital, una biblioteca con acceso a internet inalámbrico, un volante gratuito con dos formas de acceder al recurso, mediante el URL provisto y mediante un código de lectura rápida (QR) dirigiendo a este URL.

Por supuesto no esperaba que el acceso via QR fuera el más popular necesariamente, y también sabía de cualquier forma que con las estadísticas que provee esta versión gratuita de WordPress no podría obtener detalle de quiénes accederían al sitio mediante el código, por lo que también indiqué el URL de forma legible (no demasiado largo, sin números) en el volante mismo. Así que sólo era cosa de teclearlo en la computadora portátil o teléfono móvil (si contaban con uno que permitiera el acceso a la red).  Este sitio también está habilitado para detectar navegadores móviles y desplegar la versión móvil de WordPress cuando sea necesario.

El volante de HD/DC repartido en el encuentro. Foto tuiteada por Ernesto Priani

El volante de HD/DC repartido en el encuentro. Foto tuiteada por Ernesto Priani

Viéndolas en detalle, las estadísticas son, desde cierta óptica, desalentadoras. Desde otro punto de vista no lo son, ya que revelan un caso específico concreto en relación con el interés en el acceso a recursos no tradicionales en la academia y como forma de participación en encuentros académicos. Es alentador verificar el efecto positivo de Twitter en llevar lectores a los recursos.  De lo más desalentador es la falta total de comentarios o de ocasiones en que el vínculo de éste sitio se compartió en línea (por mexicanos, y por aquellos asistiendo al encuentro).

Veamos lo que las estadístisticas de WordPress nos dicen sobre estos días.

HD/DC visitas totales del 16 al 14 de mayo de 2012

HD/DC visitas totales del 16 al 14 de mayo de 2012

He anotado la gráfica (una disculpa por un error de dedo por ahí) para enfatizar la correspondencia entre los días de mayor número de visitas a este sitio y la forma en que los visitantes llegaron a él. De manera muy clara, cuando no realicé actividad de difusión en Twitter, el sitio recibió prácticamente cero visitas (20, 21, 23, 24 de mayo). Durante el primer día del encuentro, como indiqué en mi post anterior, mi póster o proyecto no hubiese tenido ninguna recepción de ningún tipo de haberse presentado de manera tradicional (vaya, no se habría presentado sino hasta el día siguiente) y sin embargo ese día (17 de mayo) fue cuando el sitio tuvo un mayor número de visitas (96). El 22 de mayo hubo una pequeña renovación en el interés en el sitio, gracias a que su vínculo se incluyó en el sitio Yutzu abierto por Élika Ortega y promocionado por ella en Twitter y a través del blog de Humanidades Digitales.

En detalle, el segundo día las cosas se vieron así:

Páginas visitadas en HD/DC el 18 de mayo de 2012

Páginas visitadas en HD/DC el 18 de mayo de 2012

Como en el día anterior, es decepcionante verificar que aunque 60 visitas llegaron a la página principal, los números para quienes siquiera hicieron “click” (lo cual sabemos tampoco significa que el recuso se lea siquiera) fueron mínimos. Aunque la página principal ofrece claramente al menos tres puntos diferentes desde los cuales acceder a las otras páginas del sitio (Antecedentes, Referencias, Citar) es claro que el nivel de fricción fue considerado por el usuario muy alto. (Las 14 visitas al post correspondiente al Día 1 se debieron a los vínculos directos que compartí por Twitter, no al acceso por el volante).

Vínculos refiriendo a HD/DC, 18 de mayo 2012

Vínculos refiriendo a HD/DC, 18 de mayo 2012

Al menos 44 visitas a la página de inicio de este sitio y al post correspondiente al día 1 provinieron de mis tweets (y algunos RTs, sobre todo de Glen Worthey) , lo cual sólo deja un nimio número de 16 visitas que debieron provenir de los asistentes al encuentro que obtuvieron el volante. No he confirmado el número de asistentes al encuentro el segundo día, pero conocerlo me permitiría saber más sobre el porcentaje de interés (mesurable al saber si el sitio se visitó o no) que produjo el recurso.

El ofrecer el archivo del póster/volante/diapositiva en formato PDF y otro editable (ppt) es más bien un gesto simbólico,  y los clicks para bajar los archivos fueron especialmente mínimos.

Clicks en HD/DC 18 de mayo de 2012

Clicks en HD/DC 18 de mayo de 2012

Quizá lo más decepcionante son las pocas visitas a la página de Antecedentes y Referencias, así como a alguna de las referencias compartidas en las páginas. El sitio estuvo cuidadosamente hipervinculado, con la intención de compartir las referencias bibliografícas (a falta de mejor término) que informan este proyecto.

Es comprensible y se anticipaba que durante el encuentro y sus circunstancias geoespaciales/geopolíticas/socioespaciales no se tendría la disposición o capacidad para visitar un recurso en línea a profundidad, pero me queda la preocupación que en el actual contexto de una economía de la atención distraída, donde múltiples fuentes y canales comunicativos compiten por la atención de un lector/usuario cada vez más ocupado y agobiado, quizás el recurso no vuelva a causar más interés fuera del “buzz” del encuentro mismo.

En cuanto a las visitas por país hasta ahora, así van las tablas:

HD/DC Visitas totales por país del 16 al 24 de mayo de 2012

HD/DC Visitas totales por país del 16 al 24 de mayo de 2012

[México 77; Reino Unido 69; Estados Unidos 46; Canadá 9; España 3; Bélgica 2; Islandia 2; Japón 1; Suecia 1; Alemania 1; Hungría 1].

Algo que pueden revelar estas estadísticas es que la creación de recursos digitales es una cosa; una cultura de uso, distribución, participación y acceso a esos recursos es otra. Además, dar a conocer un recurso y lograr que la gente llegue a él es un paso inicial, pero lo más difícil es lograr que los usuarios no sólo lleguen, sino  que exploren el recurso, lo usen, lo compartan, dejen su huella y vuelvan a él.  Warwick, Terras et al (2006) discutieron ésto en “If you build it will they come? The LAIRAH study: quantifying the use of online resources in the Arts and Humanities through statistical analysis of user log data” [versión en acceso abierto]. Éste artículo y aproximación al estudio de la creación y recepción de recursos digitales es un ejemplo de lo que se puede desarrollar en el futuro. Aún falta mucho por trabajar en términos de recursos “informales” producidos por académicos para académicos (y estudiantes y/o público en general).

Las humanidades digitales no pueden sólo preocuparse por la creación de recursos digitales, dejarlos en las nubes (o en cuartos llenos de servidores) y esperar que los usuarios lleguen por sí solos. Esto no pasa: el sitio que no se promueve no se visita, y cualquier tipo de promoción tiene que considerar al usuario e interactuar con él. Por un lado el desarrollo de recursos digitales para las humanides deben considerar las circunstancias (concretas y abstractas) de la(s) comunidad(es) de usuarios meta; por otro lado, la creación y promoción interactiva (que considera la retroalimentación de la comunidad)  es inútil a menos que colectivamente se vaya generando una nueva cultura de creación, acceso,  estudio, distribución y valoración (social, académica, presupuestal) de la actividad académica digital y en línea. Es decir, la infraestructura tecnológica y las affordances para la retroalimentación pueden estar claramente insertas en el sistema, pero si no existe una cultura general que permita, estimule, valore y replique la retroalimentación colectiva en línea  ésta será nula o mínima. Entre otras cosas, esto nos indica que los recursos tecnológicos por sí sólos, individualmente o en masa,  sin una cultura de uso que los interrogue, renueve, promueva y haga avanzar, son incapaces de lograr cambios de cualquier tipo.

Por lo tanto las humanidades digitales también se deben preocupar por estudiar las culturas académicas y de producción e intercambio de conocmiento existentes, sus variaciones entre instituciones,  países, economías y culturas, los retos que la generación adopción de nuevas culturas de creación y consumo de producción académica y cultura digitales imponen a los paradigmas culturales imperantes. ¿Qué tan digitales somos en las humanidades digitales?

Continuaremos reportando en esta bitácora.

Participa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s